El salario de los venezolanos migrantes es 34,9% menor que el de los colombianos #17Jun

 

El choque de la migración venezolana en el mercado laboral de Colombia no solo ha ayudado al desempleo (en abril fue de 10,3 por ciento) sino que, además, si bien la mano de obra que proviene del vecino país está siendo absorbida de manera paulatina, hay una honda brecha salarial entre los migrantes y los residentes.

Así lo muestra el análisis realizado por el Ministerio de Hacienda en el Marco Fiscal de Mediano Plazo (MFMP), que acaba de presentar al Congreso, en el que se calcula que esa diferencia es de un 34,9 por ciento.

Esto implica que por cada 100 pesos por hora de trabajo que gana un habitante en Colombia, el migrante solo recibe 65,1 pesos.

Esa mano de obra más barata se da por la necesidad de trabajar –aun en labores inferiores a su formación educativa– que tienen los venezolanos en un país ajeno.

Así, esta fuerza de trabajo foránea está siendo absorbida por los empleadores más rápido (la tasa de desocupación de migrantes entre mayo de 2017 y abril de 2018 era de 19,9 por ciento, y pasó a 18,9 por ciento entre mayo del 2018 y abril del 2019). “Existe una brecha significativa entre el ingreso laboral de residentes y migrantes (tanto venezolanos como colombianos retornados), la cual ha aumentado en la medida en que crece el flujo de migrantes al país”, resalta el documento.

Y, además, la mayor parte de los ocupados que proceden del vecino país terminan enganchándose en labores del sector terciario, que incluye la construcción y los servicios.

“El 84 por ciento de los migrantes trabajan en actividades terciarias y solo el 4 por ciento laboran en el sector primario (agricultura, ganadería y minas)”, dice el informe. Además, un 12 por ciento labora en el sector secundario, es decir, en la industria y suministro de electricidad, gas y agua.

Su ingreso es muy bajo

El análisis compara lo que sucedía en materia laboral en 2014 con los migrantes frente a lo que pasa ahora, cuando casi el 70 por ciento pertenece a los dos quintiles más pobres, con ingresos entre 180.000 y 534.000 pesos al mes.

La presión del mayor flujo de migrantes sobre la brecha salarial sale a relucir en todo sentido. En promedio, en 2014 un trabajador residente con 9,6 años de escolaridad podía recibir 842.525 pesos al mes, mientras que el promedio de personas procedentes de Venezuela llegaba con 8,6 años de escolaridad y ganaban 604.117 pesos.

En el 2018, el panorama para el ciudadano residente cambió a un ingreso de 1’011.771 pesos al mes, con 10 años de escolaridad, y, en contraste, el del migrante con igual preparación bajó a 558.804 pesos.

Cuando las diferencias se miran por quintiles, una división para clasificar en cinco grupos a la población según sus ingresos, las diferencias se reducen en los primeros niveles, pero la brecha salarial es amplia en el quintil más alto, donde es del 32 por ciento. Es decir, mientras que el residente recibe en promedio 2’595.220 pesos al mes, el migrante obtiene 1’962.221 pesos.

Y eso que, según el MFMP, “la población migrante que ha llegado al país tiene cada vez mejor formación académica. La proporción de ocupados con solo educación primaria ha caído, mientras que la de educación media y superior ha subido. Sin embargo, la participación de ocupados de mayor nivel educativo sigue siendo superior para los residentes (33 por ciento frente 26 por ciento en 2018)”.

¿Qué hacer?

El análisis del Gobierno es que una vez superado el choque inicial de la inserción de venezolanos, el país empezará a tener beneficios de la migración.

“La inmigración implica un aumento en la población económicamente activa, que, a su vez, genera un aceleramiento en el crecimiento del producto interno bruto”, agrega el documento.

Por ello, el ministerio planteó el análisis como el inicio de un camino para “el diseño e implementación de políticas que permitan integrar a la población migrante de Venezuela al mercado laboral, evitando que factores como la discriminación impidan el aprovechamiento de su conocimiento y habilidades para el desarrollo productivo de Colombia”.

Venezolanos duermen hasta en el piso, en espera de un cupo de autobús que los lleve a Perú #12Jun @traffiCARACAS

 

Varios venezolanos que arribaron al puente internacional de Rumichaca, en Ecuador en las últimas 48 horas deben esperar para acogerse a los beneficios del corredor humanitario que oferta transporte directo gratuito hacia la frontera con el Perú, publica El Universo.

La alta demanda que se registra por estos días debido al gran flujo de migrantes, que cuentan las horas para llegar a Perú antes del sábado 15 de junio, fecha en la que exigirá pasaporte y visa, obliga a los viajeros a dormir a la intemperie, hasta lograr un cupo.

Richard Romero, quien llegó desde Yaracuy (Venezuela) caminando con su pareja, comenta que debió dormir en el piso de la plazoleta adjunta a la Casa de Aduanas, en Rumichaca, debido a que los dormitorios portátiles y carpas estuvieron copados.

La Organización Internacional para los Migrantes (OIM), encargada de financiar y coordinar este sistema de movilidad desde octubre del año anterior, incrementó el número de buses desde el pasado viernes para suplir el significativo número de solicitudes.

Los funcionarios de la OIM reconocen que aumentó el número de peticionarios por estos días, razón por la que hacen esfuerzos para satisfacer el pedido de los desesperados viajeros que esperan impacientes la hora señalada para partir.

Los grupos prioritarios y en situación de vulnerabilidad son asistidos y privilegiados por este programa, que despacha diariamente entre cinco y seis buses, con 200 y 240 pasajeros, después de las 18:30.

Los favorecidos deben llenar una ficha antes del viaje en la que consta el estatus migratorio regular; es decir que cuenten con cédula o pasaporte, que son los únicos requisitos que son verificados por elementos de Migración.

Los buses desde Rumichaca hasta Huaquillas son custodiados por patrulleros de la Policía que les brindan seguridad. El Programa Mundial de Alimentos les entrega un kit de alimentos que contiene atún, avena, agua, una fruta, entre otros, para aguantar las 17 horas de viaje.

La aglomeración de personas por estos días es evidente en el lado ecuatoriano, donde los viajeros forzados por la situación venezolana aprovechan los servicios de llamadas y cargas de celulares que brinda la Cruz Roja Internacional.

Fernando Villarroel, administrador de la terminal terrestre de Tulcán, explica que existe un convenio entre la OIM y dos operadoras de transporte interprovincial (Tax Gacela y San Cristóbal) para movilizar a los emigrantes.

Daniela Merchán, quien arribó cansada hasta el ducto binacional, espera ser seleccionada para desplazarse hasta Huaquillas y de allí cruzar todo el Perú y dirigirse a Santiago de Chile, donde la esperan sus hermanas.

Un pasaje entre Tulcán y Huaquillas tiene un costo de 25 dólares, valor que es subsidiado por este organismo internacional que se ha unido a varias ONG que trabajan en la frontera norte para mitigar el sufrimiento de centenares de migrantes que van en un 85% a Perú y Chile.

Cifras de Acnur indican que los refugiados y migrantes de Venezuela, que atraviesa una fuerte crisis económica y una alta inflación, llegan a los cuatro millones. (I)

Cifras

Llegados

La mayoría de venezolanos que buscan entrar por Rumichaca están de paso hacia Perú y Chile. No todos se quedan en Ecuador. Según cifras de Acnur, en el país hay 266.000 venezolanos.

Ventas

Hay familias que pernoctan en Quito y Guayaquil vendiendo caramelos o pidiendo dinero para continuar sus viajes a países vecinos.

Con información de El Universo.

Empresas argentinas vendieron alimentos al régimen chavista con 90 % de sobreprecios #8Jun

 

Las autoridades argentinas están investigando los actos de corrupción cometidos por diversas empresas que vendieron alimentos al régimen chavista.

Según los datos encontrados por la Sindicatura General de la Nación,  industrias lácteas y avícolas  estarían vinculadas con la trama.

El organismo auditor comparó las facturas que pagó el Estado bolivariano por esos productos con los precios de exportación que utilizaban las empresas argentinas y detectó sobreprecios de hasta el 90% en algunos productos , reseñó el diario La Nación de Argentina.

Sancor fue la empresa que más sobreprecios aplicó a los productos vendidos a Venezuela: facturó, en total, US$403 millones por la venta de leche en polvo, con una suba del 23% con respecto a los precios de referencia. Es decir, se quedó con una diferencia de US$95 millones, según el estudio realizado por la Sigen.

Desde Sancor dijeron a LA NACION que vendieron leche en polvo a Venezuela con precios más altos por la falta de seguridad en los pagos. Recordaron que el gobierno venezolano todavía adeuda una cifra cercana a los US$30 millones y remarcaron que no hubo ningún tipo de irregularidad.

IMÁGENES | Colectivos armados atacan a equipo de Tv Venezuela y VpiTv en el estado Zulia #30Abr

 

Un grupo de colectivos armados adeptos al régimen de Nicolás Maduro atacó este martes 30 de abril a los equipos de prensa de Tv Venezuela y VpiTv en el estado Zulia.

 

   

“19 de abril de 1810: conquista de la autonomía..” Escrito por Dr. Ángel R. Lombardi | @lombardiboscan #20Abr  

 

altEl 19 de abril de 1810 representa el inicio formal de la Independencia de Venezuela, o en todo caso, el primer paso autonomista.

En esa histórica jornada un grupo de venezolanos del sector blanco criollo y algunos españoles alrededor del Cabildo en la ciudad de Caracas, se aliaron para organizar un movimiento conspirador cívico/militar que depuso a las autoridades realistas que estaban al frente de la Capitanía General de Venezuela. Esta conspiración, que devino en un “Golpe de Estado”, según el punto de vista de algunos historiadores españoles  que han estudiado el proceso, ha sido un acontecimiento emblemático dentro de la historiografía de Venezuela. Venezuela en esa jornada dio su primer paso como república y nación independiente; por ello es obvio que esa jornada haya sido convertida en casi un mito fundacional más que un acontecimiento histórico percibido dentro de un proceso de larga duración que entronca directamente con el período colonial y el pasado indígena, y lo que hemos sido posteriormente desde que accedimos a la vida republicana.

Desde el punto de vista de los contemporáneos partidarios del realismo, el 19 de abril de 1810 inauguró una era de horror y males sobre todas las provincias de Venezuela. Hecatombe política que puso en cuestión la legitimidad de la unidad imperial entre España y sus colonias. Las antiguas previsiones y alertas de Abalos, Aranda y otros funcionarios reales que conocían y habían mostrado preocupación sobre el futuro y permanencia de España en América venían a cumplirse. El sentimiento autonomista criollo imbuido de una identidad americanista propia, encontró en la usurpación napoleónica el pretexto adecuado para manifestarse de una manera decidida.

Las autoridades realistas más importantes en ese entonces, con el capitán general en ejercicio, don Vicente Emparan, a la cabeza, fueron expatriadas hacia distintos destinos, entre ellos los Estados Unidos y las otras posesiones españolas vecinas a Venezuela.

El movimiento secesionista fue llevado a cabo por algunos de los antiguos conspiradores del fallido intento de crear una Junta en el año 1808. Fue un golpe bien orquestado, que contó con la colaboración de civiles y militares que ante las noticias negativas que se recibieron sobre el curso de la guerra en la Metrópoli, decidieron actuar para asumir el control del Gobierno por sus propias manos y en representación del mismo rey Fernando VII. No hubo ni derramamiento de sangre ni la necesidad de militarizar a la sociedad caraqueña. La mayoría de los líderes criollos invocaron razones y principios jurídicos para hacer recaer la legítima autoridad del Gobierno en una Junta bajo los auspicios del Cabildo caraqueño como genuino representante de la soberanía popular ante la ausencia del Rey.

La disolución de la Junta Central debido a la invasión de la región de Andalucía en España por parte de los franceses en los primeros meses del año 1810, trajo como consecuencia el nacimiento de la Regencia,  órgano facultativo, integrado por cinco personas, encargado de mantener el funcionamiento del gobierno español dentro de una nación prácticamente ocupada por fuerzas extranjeras y de unas posesiones ultramarinas completamente incomunicadas. Precisamente, el principal argumento de los juntistas caraqueños para hacerse con el control del Gobierno colonial, fue el de considerar a la Regencia y las distintas corporaciones que le precedieron en España como ilegítimas en garantizar la representación popular y americana.

Ni los criollos ni los españoles que se sumaron a la acción del 19 de abril sospecharon las desastrosas consecuencias que traería para el país semejante paso. La mayoría pensó y creyó que lo que se estaba haciendo era lo correcto ante las delicadas circunstancias que atravesaba la Madre Patria. Se temía que los franceses luego de ocupar España se trasladasen a las Américas y reclamaran para sí estos territorios; tampoco se quería que los ingleses sustituyeran a la antigua Metrópoli ni que el orden social interno quedase alterado. El movimiento autonomista caraqueño pretendió hacer un cambio de administración y de gobierno a través de los cauces más pacíficos y sin sobresaltos. El orden tenía que mantenerse inalterable resguardando la paz y la seguridad. Los bandos y proclamas emitidos por la Junta caraqueña estuvieron orientados en ese sentido en los días posteriores al suceso.  Los españoles de nacimiento no fueron percibidos como enemigos ni rivales, sino por el contrario, se les pidió su más ferviente colaboración ante la nueva situación;  de igual manera se hicieron rápidos llamamientos a los cabildos de las otras provincias que integraban la Capitanía General de Venezuela para que reconocieran las nuevas autoridades caraqueñas y evitar, con ello, las disensiones internas que pudiesen alterar la paz.

En el plano internacional los caraqueños se apresuraron a buscar el reconocimiento diplomático y para ello enviaron embajadores a los Estados Unidos e Inglaterra. La actividad económica/comercial se liberalizó y se orientó hacia los “Amigos y Neutrales”.  Los “revolucionarios” caraqueños hicieron todos los esfuerzos posibles para disimular cualquier actitud sospechosa de radicalismo tanto en lo interno, con relación a la población civil, como en la arena internacional. Pero las agujas del reloj de la Historia se activaron y de manera irreversible. El acto autonomista llevó a los criollos de Venezuela a asumir un protagonismo siempre aspirado, pero pospuesto y desalentado por las autoridades realistas de procedencia peninsular. El ingreso a la modernidad política tuvo para los criollos un costo terrible en ese momento insospechado.

Venezuela, dentro del ámbito colonial, para los momentos en que ocurre el movimiento juntista, era un espacio económicamente próspero y relativamente tranquilo de paz social;  y esto, en vez de contribuir a la inhibición de los criollos en asumir algún tipo de protagonismo político, lo que hizo fue generar un efecto contrario. Los criollos, blancos en su mayoría, dueños de las más importantes fortunas del país y herederos de los primeros conquistadores del siglo XVI, llegaron a interiorizar un sentimiento de identidad y orgullo alrededor del propio terruño. España cada vez se volvía algo remoto y difuso; sus pesados controles burocráticos, las largas distancias y las lentas comunicaciones, la arbitrariedad y el despotismo de sus funcionarios, las trabas al comercio, la inmoralidad en el comportamiento de muchos sacerdotes y, sobre todo, el relajamiento en las costumbres y la disciplina social por el abandono de la Metrópoli, hicieron creer a los criollos que había llegado el momento histórico para actuar. Aunque hay que reconocer que en un primer momento la ruptura con la Madre Patria se aspiró a que fuese algo pactado y sin traumas.

Ya desde España los movimientos juntistas se habían desarrollado con una vitalidad impresionante desde el mismo año 1808, constituyéndose en los principales focos de la resistencia contra el invasor francés. La Junta Central Gubernativa del Reino instalada el 25 de septiembre en Aranjuez, hizo esfuerzos por reunirlas a todas bajo una única dirección, intentando con ello establecer la unidad en el esfuerzo de la guerra. Entre lo más destacable hay que señalar que orientó sus principales proclamas y manifiestos en reconocer el protagonismo popular ante la ausencia del Monarca. Igualmente anunció en abril del año 1809 el llamado a la elección de diputados, tanto en la península como en América, para las Cortes Nacionales que se abrirían en 1810. Los españoles, impulsados por las circunstancias, estaban llevando a cabo una auténtica revolución política, aunque sin plantearse aún sus dirigentes una radical ruptura con las principales instituciones del Antiguo Régimen; estos cambios no pasaron desapercibidos entre los súbditos americanos de ultramar.

En los primeros meses del año 1810 la situación política y militar en España fue de completa confusión. La Junta Central se había disuelto en enero dando paso a una Regencia de cinco miembros  y la guerra se consideró perdida. Las noticias que los americanos pudieron recibir desde el año 1808 fueron completamente fragmentadas e irregulares; se impuso un filtro que distorsionó la preciada información sobre asuntos tan vitales como la misma supervivencia de la Metrópoli. Y a pesar del aislamiento, los americanos se mantuvieron pendientes, preocupados y atentos sobre el destino final de España. Fue precisamente en esos dos años cuando más se discutió sobre la conveniencia de los criollos por asumir un mayor protagonismo dentro de la sociedad colonial. Entre esas escasas noticias hubo una que causó especial impacto sobre los criollos, y no fue otra que la proclama de la Junta Central que consideró a los “Dominios Americanos como partes integrantes y esenciales de la Monarquía Española”.

En Venezuela la elección del representante a las Cortes españolas de 1810 estuvo cargada de polémica ya que la elección recayó en el regente Joaquín de Mosquera, considerado por los criollos como enemigo de su clase social. Todo nos indica que esta elección no fue algo transparente y que se hizo fraudulentamente con la complicidad del capitán general en ese entonces, don Juan de Casas. Los balbuceantes decretos democráticos españoles tuvieron que enfrentar unas fuertes resistencias de parte de las autoridades monárquicas en América, renuentes a compartir las prerrogativas tanto del poder como de la autoridad que emanaba de sus investiduras. Para los criollos estos agravios se sumaban a muchos otros y les sirvieron para justificar su irrupción el 19 de abril de 1810.

La jornada del 19 de abril estuvo justificada tanto por los hechos militares en España, como por toda una argumentación de carácter histórico como de principios jurídicos, llevados a cabo por los líderes políticos e intelectuales criollos que decidieron actuar.

Para los caraqueños las noticias que conocieron sobre la disolución de la Junta Central en Andalucía como efecto de la invasión de esta región por las tropas napoleónicas, fue el hecho determinante para la toma del poder. Las autoridades realistas se volvieron de pronto ilegítimas y por lo tanto su autoridad precaria. El “pueblo”, reunido alrededor del Ayuntamiento, asumió la soberanía popular como fundamento de la representación política de la sociedad ante la ausencia del Monarca.

El capitán general don Vicente de Emparan y otros colaboradores de su entorno habían sido nombrados por Murat, en el momento de la Capitulación de las autoridades españolas ante las francesas a su entrada en Madrid en el mes de mayo del año 1808.  Esta acusación hecha por los criollos juntistas no sólo buscó desacreditar a la principal autoridad de la Provincia, sino que con ello hizo alarde de patriotismo. No hay que olvidar que el principal argumento de los criollos caraqueños fue preservar con el nuevo gobierno los derechos secuestrados del rey don Fernando VII, ante la sospecha de afrancesamiento de las principales autoridades españolas en Venezuela y la amenaza de invasión por parte de Napoleón al país.

Apagones modifican las tradiciones: por primera en la historia el Nazareno de Los Teques saldrá a las 2:00 p.m. #17Abr

 

La crisis ha trastocado toda la cotidianidad. La catedral San Felipe Neri de Los Teques modificó su cronograma para esta Semana Santa a fin de adaptarla a la nueva realidad que se ha creado por los apagones.

La tradicional procesión del Nazareno se realizará a partir de las 2:0 p.m. y no en horas de la noche como era la costumbre en la capital mirandina.

Según el portal El Tequeño, la decisión representa un hecho histórico, pues es la primera vez que  los fieles acompañarán a la imponente figura en horas de la tarde.

Maestros protestan al recibir bono por Semana Santa de 1.440 Bolívares #12Abr

Un grupo de maestros salieron a protestar este viernes en Caracas, específicamente en la redoma de Los Símbolos, reclamando que los salarios que se les pagan son bajos y no les alcanzan para sus necesidades básicas.

Los profesores habrían recibido un bono para esta Semana Santa de 1.440 bolívares, por lo cual sentenciaron que “eso no alcanza ni para un kilo de cambur”.

Mediante informaciones propiciadas por la periodista Carmen Victoria Inojosa, se conoció el descontento de estos profesionales: “Los maestros trancan la calle unos minuticos por la educación. Quienes van en los carros, se bajan para apoyar a los docentes“, escribió.

Solo en Socialismo: Un niño murió en el J.M. de los Ríos durante el apagón #9Mar

 

 

Julio Castro, médico internista y experto en infectología, informó que un niño falleció este viernes en el Hospital J.M. de los Ríos como consecuencia del apagón registrado en todo el país desde horas de la tarde de este jueves.

“Fallecidos hasta ahora: Uno, hospital JM de los Ríos, paciente muy delicado previo a apagón”, escribió Castro en Twitter.

El experto indicó que hasta el momento la cifra de hospitales con planta eléctrica que no se encuentran operativas es de 12.

“Hospitales contactados 23. Hospitales con falla de planta eléctrica o no funcionamiento:12 ( 52%)”, agregó.

Venezuela vive el peor apagón de su historia, mientras atraviesa una de sus mayores crisis inédita #9Mar #MegaApagon

 

 

El largo y extenso apagón que ha afectado a Venezuela en las últimas 24 horas y que se mantiene este viernes representa la peor falla de luz en su historia, un evento que se produce cuando el país atraviesa una crisis inédita que se refleja en todos los ámbitos.

Poco después de las 16.30 hora local (20.30 GMT) de ayer jueves se fue la luz en al menos 14 de los 23 estados del país y el Distrito Capital y dejó a los afectados con dificultades para acceder a las redes telefónicas y a internet.

El suceso se produjo tras un fallo en la central hidroeléctrica de Guri, ubicada en el estado de Bolívar (sur) y que abastece de energía a cerca del 70 % del país.

El régimen de Nicolás Maduro, que anunció este viernes la suspensión de las actividades escolares y laborales, también había asegurado ayer que esta falla sería solventada en unas tres horas, un lapso que ya ha sido más que superado.

Por ello, tras pasar una noche realmente a oscuras, los residentes de las zonas afectadas amanecieron en silencio, con poca afluencia de transeúntes y con todos los comercios cerrados.

Las pocas bombas de gasolina que estaban en funcionamiento se vieron colapsadas por compradores que llevaron a los funcionarios policiales a custodiarlas.

Pero la peor parte la llevaron los hospitales públicos del país pues al menos la mitad de ellos no contaban con plantas eléctricas para atender siquiera los casos de emergencia o las unidades de cuidados intensivos.

Efe visitó al menos siete centros de salud de Caracas en los que cuatro de ellos tenían sus puertas de la emergencia cerradas, pese a que tenían a pacientes esperando en la calle solicitando ingreso.

Según la última Encuesta Nacional de Hospitales, presentada por el médico Julio Castro, portavoz de la organización Médicos por la Salud, entre el 19 de noviembre y el 9 de febrero se reportaron 79 muertes que coinciden con las horas en las que los hospitales de todo el país reportaron fallas en el servicio de energía eléctrica.

Mientras tanto, el jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, que en enero pasado se juramentó como presidente encargado de Venezuela, se dedicó a recorrer Caracas para confirmar la situación tras horas sin servicio eléctrico.

Guaidó expresó su preocupación por las personas que están en los hospitales y aprovechó para reiterar su llamamiento a las movilizaciones que están convocadas mañana, sábado, en Venezuela para seguir exigiendo que “cese la usurpación”.

“Se están excusando como siempre en sabotaje (pero) no existe sabotaje, es sencillamente la corrupción, la falta de mantenimiento, la falta de técnicos especializados”, dijo Guaidó a los periodistas tras presidir horas más tarde un acto en el este de Caracas en conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

El régimen de Maduro responsabilizó de este apagón al senador estadounidense Marco Rubio y a la oposición venezolana por el suceso, que catalogó como un “ataque tecnológico” y “sabotaje”.

Pero Guaidó recordó este viernes que el propio Gobierno chavista decretó una crisis en el sector eléctrico hace casi una década, en 2009, y que ha anunciado inversiones de al menos 100.000 millones de dólares para hacer frente a la emergencia.

Además, recordó que en febrero de 2017 el Parlamento, que controla la oposición, emitió un voto de censura contra el jefe de la cartera eléctrica, Luis Motta Domínguez -que en la práctica conlleva a su destitución- a quien la oposición responsabiliza en parte por la creciente emergencia del sector.

“La crisis eléctrica la hemos denunciado desde el 2017, esto lamentablemente no es nuevo (…), es responsabilidad del régimen (de Maduro) esta crisis y esta tragedia”, añadió.

Mientras tanto, los ciudadanos, que ya vivían un elevado nivel de ansiedad por la severa crisis económica y social por la que atraviesa el país, se mantienen bajo tensión ante la posibilidad de que este apagón continúe, sus alimentos se dañen en sus neveras inservibles y los comercios se mantengan cerrados.

USA revocará 77 visas del círculo cercano a Maduro

Estados Unidos revocará las visas de 77 venezolanos allegados al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en el marco de los esfuerzos de Washington para sacar del poder al mandatario, dijo el miércoles el vicepresidente estadounidense, Mike Pence.

“Hoy, el Departamento de Estado anuncia que Estados Unidos va a revocar 77 visas, incluidas las de muchos funcionarios del régimen de Maduro y sus familias. Continuaremos haciendo rendir cuentas al régimen de Maduro hasta que la libertad se restablezca en Venezuela”, dijo Pence en un discurso en Washington.

El Departamento de Estado ya informó el viernes que había dejado sin efecto los visados de 49 venezolanos cercanos a Maduro. Y a principios de febrero dijo que estaba revocando las visas de un número no especificado de miembros de la Asamblea Constituyente, elegida a instancias de Maduro en una votación boicoteada por la oposición.

Esta decisión deja a los titulares de visas pasibles de deportación si están en territorio estadounidense.

“Nicolás Maduro es un dictador sin derecho legítimo al poder, y debe irse”, insistió Pence, al hablar ante la organización Latino Coalition, que reúne a empresarioshispanos en Estados Unidos.

Washington aplica sanciones a funcionarios y exfuncionarios venezolanos por corrupción, narcotráfico y abusos de los derechos humanos desde 2015, cuando declaró a Venezuela como “una amenaza para la seguridad nacional”. Pero desde agosto de 2017 recrudeció las medidas económicas y diplomáticas contra autoridades venezolanas, entre ellos Maduro y otros altos cargos. AFP

A %d blogueros les gusta esto: